Cualquier parte del año es una buena ocasión para visitar los Pirineos en familia. En invierno porque podremos disfrutar de un inmenso manto blanco gracias a las abundantes nevadas ideales para practicar esquí, y en verano porque podremos disfrutar de una naturaleza desbordante con un clima agradable. Te proponemos un viaje en familia a la Cerdanya, una de las partes españolas de los Pirineos.

En unas semanas estaremos entrando en el invierno y por delante meses de intenso frío y días cortos pero ojo, esto no quita que sea también sea ésta una época estupenda para disfrutar de un excelente viaje en familia aprovechando cualquier puente, festivo o fin de semana. Y esta vez nos vamos a los mismísimos Pirineos, en concreto a la parte catalana, al valle de la Cerdanya. Equípate bien, buscad algo de información, tener este post muy presente y viajar en familia a los Pirineos españoles. ¿Os animáis?

En este destino encontraréis una estupenda razón para disfrutar de las bondades el ecoturismo en una estancia familiar como la que os presentamos. En bungalows perfectamente acondicionados, con impresionantes vistas, centros wellness, huertos ecológicos e ideal para celebrar infinidad de deportes al aire libre y enamorarnos de un entorno espectacular y sorprendente. ¡Reservad ya! Y vivir unas vacaciones en familia que os ayudarán a recargar pilas y pasar unos días inolvidables.

Qué ver en la Cerdanya

Un dato curioso, en este valle viven alrededor de 26.500 personas de las cuales algo más del 53% viven en territorio español y el 46% en territorio francés, y es que esta zona fue repartida entre ambos países en el Tratado de los Pirineos de 1659, ¡casi nada!

Viajar en familia al valle de la Cerdanya es visitar el este de la cordillera de los Pirineos, con una superficie de 1086,07 km² con montañas que oscilan entre los dos mil y los casi tres mil metros de altura entre las que destacan las de Carlit con 2921 metros y Puigmal con 2909 metros.

El río principal que os vais a encontrar es el río Segre y sus afluentes. Es una región con mucha tradición en la práctica de esquí por lo que si sois una familia aficionada a este deporte habréis elegido el lugar perfecto, de hecho según fuente históricas se practica esquí en esta zona desde hace más de 100 años.

También es una zona ideal para la práctica de excursionismo, escalada, alpinismo, ciclismo de montaña o el vuelo deportivo gracias a su privilegiada orografía. Tus hijos quedarán encantados con la rebosante naturaleza y sus no menos impactantes fotografías.

Entre los caminos que podéis encontrar destacamos dos que os impactarán sobremanera. Por un lado el Camino de los buenos hombres donde a lo largo de 189 kilómetros entre el santuario de Queralt en la Berguedá y el Castillo de Montsegur  en el municipio de Ariège, Francia y que se puede hacer a pie, a caballo o en bicicleta de montaña podréis recorrer las huellas del catarismo a través de villas medievales, de iglesias románicas y de castillos. También destaca el Camino ceretano de Santiago, una de las rutas naturales más importantes para llevar a cabo el camino. En definitiva, viajar en familia a la Cerdanya es disfrutar de los bellos e inigualables parajes de los Pirineos, ¿os animáis?

Comments are closed

Nuestro facebook Ver página

Últimos tweets Ver página

Newsletters

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

email marketing gratis by Mailrelay