• Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia
  • Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia
  • Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia
  • Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia
  • Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia
  • Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia
  • Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia
  • Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia
  • Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia
  • Las Baleares en un Velero Familiar | Viajar en familia

Acompaña a una familia a un mágico recorrido de 7 días y 6 noches en un velero por el archipiélago balear, donde visitaréis las calas y playas más atractivas de las islas de Ibiza y Formentera.

Programa

Este velero está a cargo de Antonio, su esposa y su pequeña hija. La base de sus recorridos es el archipiélago balear, donde las innumerables calas de aguas transparentes serán el mejor escenario para tus vacaciones en velero. Todos encontraran aquí una opción a su gusto: Desde la navegación por las tranquilas aguas mediterráneas, la vida en fondeaderos paradisíacos donde disfrutar de la naturaleza y las actividades acuáticas, hasta la animación de sus bulliciosos puertos rebosantes de actividad y vida nocturna.

Programa estándar 7 días, 6 noches*

La aventura empieza siempre los días sábados. El punto de encuentro es San Antonio, en Ibiza. Aproximadamente a las 16h.30m empezamos a embarcar.

La primera noche pasaremos en San Antonio, concretamente en Cala Bassa o Cala Comte.

Nos encanta visitar el norte de Ibiza, donde las calas a menudo están muy poco frecuentadas y en algunas sólo se llega en barco. Es el caso de Cala Xarraca, Es Porcs o los fondeaderos de Sa Talaia, Cala Jonc o Punta Grossa .

Luego está Formentera, un paisaje totalmente distinto, en el que cambiamos las calas profundas y rocosas por las largas playas de arena. Por ejemplo la playa de Mitgorn, Es Caló, Cala Saona o la isla privada de Espalmador.

De vuelta hacia San Antonio no nos olvidamos de las calas del Sur de Ibiza, algunas de ellas bulliciosas y de agua cristalina, como Cala Jondal o la playa de Salinas, y otras que son tranquilos parajes naturales como Port Roig o los fondeaderos frente al islote de Es Vedrá.

El desembarco lo hacemos cada viernes a las 18h00.

Organización del crucero: Cada día navegaremos entre una y cuatro horas, generalmente por la mañana, y las noches las pasaremos fondeados en calas o bahías, de forma que quedará mucho tiempo para los baños, el buceo, el sol y en definitiva todo lo que es vivir a bordo de un velero. Aunque estar en el barco les encanta y es una aventura constante para los peques, también les conviene tener un acceso fácil a tierra donde poder correr y cansarse. Por eso siempre que queráis habrá posibilidad de bajar a tierra en la neumática auxiliar, para hacer excursiones, ir a la playa, tomar algo o cenar en tierra (por cuenta del pasajero), o conocer los pueblos cercanos a la cala en que estemos.

*Este recorrido puede ser modificado si los pasajeros tienen alguna otra propuesta o preferencia hacia otras islas como Mallorca o Menorca.

El viaje incluye

  • Alojamiento en el velero
  • Servicio de cocina para los tres menús diarios
  • Combustible, limpieza inicial y de zonas comunes
  • Seguro

No incluye

  • Comidas de entre horas y refrescos o bebidas alcohólicas que se quieran tener a bordo
  • Los amarres, aunque lo habitual es pasar las noches en calas en lugar de en puerto por lo que no suele existir este gasto

Precios

Desde 920€ para adultos y niños


  • Precio por persona
  • No tiene descuento para niños cuando se reserva plaza por plaza. Para esta modalidad se necesita un grupo mínimo de 6 pasajeros.
  • Hay la opción de reservar el barco completo para toda una familia con una tarifa especial, por favor consultar (reservas mínimas de 6 plazas)
Reserva este viaje

Observaciones

**El itinerario se establece casi al día según las condiciones meteorológicas**

Equipaje: Nuestra experiencia es que casi todos traéis mucho, pero mucho, más equipaje del que luego utilizáis durante el crucero. Por tanto, lo mejor es simplificar: Unas cuantas camisetas y bañadores serán lo principal; Alguna prenda más abrigada para las veladas en cubierta será bienvenida, por ejemplo, un forro polar ligero. Ropa “de calle”, la mínima y siempre ligera y fresca. En cuanto al calzado, lo habitual en fondeadero es estar descalzo, pero si queréis llevar algún calzado para andar por cubierta en las maniobras, que sea de suela blanca (tipo náutico) para que no marque la cubierta. Por lo demás, con unas sandalias para pasear por tierra es suficiente. Es importante que las maletas sean de lona, tipo bolsa de deporte, ya que así se podrán plegar y guardar en el fondo de un armario cuando os instaléis a bordo. No es necesario traer sábanas: estarán preparadas a bordo cuando embarquéis. Tenemos también material de snorkel y una biblioteca bastante bien surtida, así que podéis ahorraros ese peso en el equipaje. Eso sí, no olvidéis una toalla de playa para cada uno y crema de protección solar. Y muchas ganas de navegar y pasarlo bien.

Tenemos gafas y aletas de buceo de tallas variadas para que hasta los más peques puedan disfrutar del mar sin tener que traer ese material. En nuestra biblioteca hay una buena selección de libros infantiles y también juegos de mesa y algunos juguetes para los más pequeños, así que podéis traer sólo lo imprescindible. Si algún peque puede mojar la cama, conviene anticiparse y traer pañales.

Uso del agua: El uso de la potabilizadora de agua nos permite no depender de ir a puerto a llenar los depósitos, aunque como siempre en un barco, el agua dulce es un bien precioso y su consumo debe reducirse al mínimo. Aprovechando el agua del mar que nos rodea y siguiendo nuestras instrucciones, no será difícil acostumbrarse.

Alimentación: El crucero funciona en régimen de pensión completa, así que no es necesario que os preocupéis por las compras. Desayuno comida y cena están incluidos, solo las bebidas y cosas para entre horas corren de vuestra cuenta, de forma que podéis traer lo que necesitéis al embarcar o en cualquier momento durante el crucero, aprovechando una bajada a tierra. La comida que se prepara es sana y variada.

Las tres comidas las hacemos normalmente fondeados en una cala, escogida de forma que el movimiento a bordo sea el mínimo. Las noches se pueden pasar en puerto si así lo preferís (el amarre en puerto no está incluido), pero dada la saturación permanente de casi todas las marinas es muy recomendable optar por dormir en calas o bahías protegidas, lo cual hace además el crucero mucho más interesante, dejando en tierra el ruido y el stress. Como disponemos de una zodiac auxiliar de casi 4 metros ello no impide bajar a tierra siempre que apetezca, para conocer la zona próxima al fondeadero, hacer compras, excursiones etc.

Mareo: No suele haber problema, pero si sois especialmente propensos podemos adaptar el plan del crucero, buscando aguas protegidas, para reducir al mínimo sus efectos.